Navegar a miles de millas con mi Flash Cat 47

Flash Cat 47Para este año voy a realizar un viaje de miles de millas con mi Flash Cat 47, el nuevo modelo de Flash Catamarans que presenta al mercado como resultado de la experiencia de modelos precedentes.

Amigos expertos en este tipo de trayectorias me han aconsejado establecer rutinas en el catamarán para que me ayuden a llevar más cómoda la navegación. Una de las más importantes es la rutina de vigilancia que además de verificar el rumbo y las condiciones de la meteorología, verifica el estado de la jarcia, escotas, piloto automático, velas etc…

También es muy importante controlar el motor, sus filtros y baterías y todos los  dispositivos e instalaciones, por supuesto también contemplar las caducidades de los alimentos y el nivel de los depósitos de agua dulce.

Gracias al GPS, el piloto automático libera de un trabajo enorme al que pilota, hace un tiempo no tan lejano, absorbía la dedicación completa de la persona que llevaba el mando del catamarán.

Además ahora la plataforma de popa de mi Flash cat 47 es más larga y totalmente plana, y me ofrece un espacio idílico y confortable para disfrutar de la ‘playa privada’ a bordo de mi embarcación.

Además, la distribución interior también ha sido ampliada con respecto al modelo anterior de Flash Catamarans y las escotillas laterales han sido diseñadas de nuevo, siguiendo líneas vanguardistas lo que ofrece la sensación de mayor comodidad y luminosidad interior.

También me han confirmado que es necesario escribir un libro de bitácora en el que escribir las condiciones de meteorología que vaya teniendo, las coordenadas del barco al final del día, los barcos con los que me pueda cruzar o los problemas que se me pudieran presentar.

Es importante mantenerse en buena forma física y llevar una buena alimentación durante la navegación y para ello las largas travesías ofrecen todo el tiempo necesario para aprender a cocinar sano.

Para los amantes del mar como yo, el verdadero ocio y disfrute de la navegación es el de poder “saborear” el tiempo, poder admirar durante horas el paso de las olas, nubes y los maravillosos amaneceres y atardeceres que nos ofrece la naturaleza.

Deja un comentario

*


1 + = 9